DIOS ES MI PADRE
TuWeb
DIOS ES MI PADRE
Álbum de Fotos
Mis enlaces
 
DIOS ES MI PADRE

Este es el grito que hoy se hace y siempre mas frecuente en el mundo: los hombres reconocen a Dios como Padre. Sentimos por lo tanto el deber de publicar un mensaje de DIOS PADRE, donado al mundo por medio de una criatura que tanto lo ha amado y lo ama, Sor Eugenia Elisabetta Ravasio, reconocido y validado por la Iglesia. Cosideramos oportuno comenzar esta publicación con el testimonio de S:E Mons. Alexandre Caillot, Obispo de Grenoble, quien en 1935 insituyó una comisión de expertos, convocados en varias partes de Francia, para iniciar un proceso diocesano que duró diez años.
Hicieron parte de la comisión, entre otros, el Vicario del Obispo Mons. Guerry (teólogo), los hermanos jesuitas Alberto y Augusto Valnecín, máximas autoridades en el campo filosófico y teológico, y expertos en evaluaciones de casos símiles y dos doctores en medicina, uno de los cuales era psíquiatra.
Seguros que tal mensaje ayudará a los hombres a comprnder la profunda ternuar del PADRE para cada uno de nosotros, esperamos tenga la mayor difusión.
P. Andrés D'Ascanio
Soy el mejor de los padres y conozco a mis criaturas, venid, venid a mi con confianza y amor...

QUIEN ME VE A MI, VE
"QUIEN ME VE A MI, VE AL PADRE"
Foto
Foto

EL MENSAJE DEL PADRE (1º de Julio de 1932)
Fiesta de la Preciosa Sangre de Nuestro Señor Jesucristo.
¡He aquí finalmente el día para siempre bendito de la promesa del Padre Celestial¿
Hoy terminan los largos días de preparación y me siento cerca, muy cerca de la llegada del Padre mío y Padre de todos lo hombres.
¡Algunos minutos de oración y después todas las alegrías espirituales¡ ¡Tengo sed de oírlo y de verlo¡
Mi corazón ardiente de amor se abre con una confianza tan grande que he podido constatar que hasta ahora no habñia estado tan confiada con nadie.
Pensar en mi Padre me lanzaba en una loca alegría.
¡Finalmente cánticos comienzan a oírse. Algunos ángeles vienen y me anuncían la feliz llegada¡ Sus cantos son tan bellos que me propuse transcribirlos apenas fuera posible.
Esta armonía cesó por un instante y he aquí el cortejo de elegidos, de querubines y de serafines, con Dios nuestro Creador Padre nuestro. Postrada, con el rostro en el suelo, hundida en mi nada, recité el Magnificat. En seguida el Padre me dijo que me sentara con Él para escribir lo que había decidido decirle a los hombres.
Toda la corte que lo había acompañado desapareció. El Padre se quedó solo conmigo y antes de sentarse me dijo:
"¡Te lo dije y ya te lo repito: no puedo donar una vez más a mi Hijo predilecto para demostrarles a los hombres mi amor!. Ahora, para amarlos y para que conozcan este amor yo vengo en medio de ellos, tomando el aspecto y semejanza, la pobreza.
Mira, ¡pongo en el suelo mi corona y toda mi gloria para tomar la actitud de un hombre común¡"
Después de haber tomado la actitud de un hombre común poniendo su Corona y su Gloria a sus pies, puso el globo del mundo sobre su corazón, sosteniéndolo con la mano izquierda, y se sentó junto a mi. ¡Puedo sólo decir algunas palabras, ya sea sobre su llegada y sobre la actitud que se digno asumir, ya sea sobre su amor¡. en mi ignorancia no encuentro palabras para expresar lo que Ël me hizo entender.
"Paz y salvación, dijo, para esta casa y para el mundo entero¡. ¡Que mi potencia, mi amor y mi Espíritu Santo toquen los corazones de los hombres, para que toda la humanidad se encamine hacia la salvación y venga hacia su Padre, que la busca para amarla y salvarla¡.
Que mi Vicario Pio XI comprenda que estos días son días de salvación y de bendición. Que no se deje escapar la oportunidad de llamar la atención de los hijos hacia el Padre, que viene para darles el bien en esta vida y para prepararles la felicidad eterna.
Escogí este día para iniciar mi obra entre los hombres porque es la fiesta de la Sangre Preciosa de mi Hijo Jesús.
tengo la intención de bañar con esta sangre la obra que estoy iniciando, para que de grandes frutos para la humanidad entera".
HE AQUI EL VERDADERO OBJETO DE MI VENIDA:
1. Vengo para eliminar el temor excesivo que mis criaturas tienen de mí, y para hacerles comprender que mi alegría está en ser conocido y amado por mis hijos, es decir, por toda la humanidad presente y futura.
2. Vengo para traerles al esperanza a los hombres y a las naciones. ¡Cuántos la han perdido desde hace mucho timepo!. Esta esperanza les hará vivir en paz y con seguridad, trabajando para la salvación.
3. Vengo para hacerme conocer así como Soy. Para que la confianza de los hombres aumente contemporáneamente su amor hacía mi, el Padre, que tiene una sola preocupación: velar sobre todos los hombres, y amarlos como hijos
El pintor se deleita contemplando el cuadro que pintó; ¡Así mismo Yo me complazco, me alegro, viviendo en medio de los hombres, obra maestra de mi creación!.
Yo Soy el Eterno y cuando vivía solo ya había pensado en usar toda mi potencia para crear seres a mi imagen y semejanza. Pero se necesitaba primero la creación material para que estos seres pudieran encontrar su apoyo: entonces fue la creación del mundo. Lo llenaba con todo lo que Yo sabía que era necesario para los hombres: el aire, el sol y la lluvia, y muchas otras cosas que Yo sabía que eran necesarias pasa sus vida.
imagen
¡Al final, la creación del hombre! me complací de mi obra. El hombre comete pecados, pero es entonces cuando, justamente, se manifiesta mi bondad infinita. Para vivir entre los hombres creé y escogía, en el antiguo testamento, a los profetas, a quienes comuniqué mis deseos, mis penas y mis alegrías, para que los transmitieran a todos. Pero crecía el mal y más mi bondad me apremiaba a comunicarme con las almas justas para que transmitieran mis órdenes a los que causaban desórdenes. Y así, aveces, tuve que usar la severidad para reprenderlos, no para castigarlos porque eso habría hecho sólo mal para lejarlos del vicio y dirigirlos hacía el Padre y Creador, a quien, ingratamente, habían olvidado y desconocido. Mas tarde el mal sumergió tanto el corazón de los hombres que me vi obligado a enviar plagas al mundo para que el hombre se purificara por medio del sufrimiento, la destrucción de sus bienes y hasta l pérdida de la vida: fue el diluvio, la destrucción de Sodoma y de Gomorra, las guerras del hombre contra el hombre...
imagen
Siempre he querido quedarme en este mundo entre los hombres. Y así, durante el diluvio estaba cerca de Noé, el único justo de ese entonces. También durante las otras plagas encontré siempre un justo con el cual morar y, a través de él, viví en medio de los hombres de aquel tiempo, y así fue siempre. El mundo a menudo ha sido purificado de su corrupción por mi infinita bondad hacia la humanidad. Y entonces continuaba escogiendo uans almas en las cuales me complacía para que, por medio de ellas, pudiera deleitarme con mis criaturas, los hombres.
Le prometí al mundo el Mesías. ¡Qué no he hecho para preparar su venida, mostrándome en las figuras que lo representaban hasta mil y mil años antes de su venida1.
Porqué, quién es este mesías?. De dónde viene?. Qué hará en la tierra?. A quién va a representar ?
EL MESIAS ES DIOS
- Quién es Dios?. Dios es el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.
- De dónde viene, o mejor, quién le ordenó venir en medio de los hombres?. Yo, su Padre, Dios.
- A quién representará aquí en la tierra?. A su Padre. Dios.
- Qué hará en la tierra?. Hará conocer y amar al Padre Dios.
- No dijo?: "No sabeís que es necesario que me ocupe de las cosas del Padre mio?" ("nesciebatis quia in his quae Patris mei sunt oortet me esse? Lucas cáp 2 vers 49). "He venido sólo para hacer la voluntad del Padre mío" "Todo lo que pedireís al Padre mío en mi nombre os lo concederé" "Le rezareís así:
Padre nuestro que estás en los Cielos..." y más adelante, dado que vino para glorificar al Padre y hacerlo conocer a los hombres, dijo: "Quien me ve, ve a mi Padre". "Yo estoy en el Padre y el Padre está en mi" "Nadie viene al Padre sino es por medio de mi". "Nemo venit as Patrem nisi per me" (Juan cáp. 14, vers. 6). "Quienquiera esté conmigo está también con el Padre mío"...
¡Oh! hombres, concluid que por toda la eternidad he tenido solo un deseo, hacerme conocer y amar por los hombres, deseando incesantemente, estar con ellos.
Quereís una prueba auténtica de ese deseo que tengo y que apenas he explicado?.
Por qué le ordené a Moisés que construyera en tabernáculo y el Arca de la Alianza si no es porque tenía el deseo ardiente de venir a vivir, como un Padre, un hermano, un amigo de confianza, con mis criaturas, los hombres?. Y a pesar de ésto me olvidaron, me ofendieron con culpas innumerables. Sin embargo, para que se se recordaran de Dios, su Padre, y del único deseo que tiene de salvarlos le dí mis mandamientos a Moisés para que teniéndolos y cumpliéndolos se recordaran del Padre infinitamente bueno, todo absorto en la salvación de ellos, salvación presente y eterna.

Todo ésto cayó otra vez en el olvido y los hombres se hundieron en el error y en el temor, considerando que cansaba mucho el cumplir los mandamientos, así como los había transmitido a Moisés. Hicieron otras leyes. que iban de acuerdo con sus vicios, para poder cumplirlas más fácilmente. Poco a poco, con el temor exagerado que tenían de mí, me olvidaron aún más y me llenaron de ultrajes.

Y sin embargo, mi amor por estos hombres, mis hijos, ni siquiera se ha detenido. Cuando constaté bien que ni los patriarcas, ni los profetas habían podido hacer que los hombres me conocieran y me amaran, decidí venir Yo mismo.

Pero, cómo hacer para encontrarme en medio de los hombres?. No había otro medio que el de ir Yo mismo en la segunda persona de mi divinidad.

Me reconocerán los hombres?. Me escucharán?
Para mi nada del futuro estaba escondido; a estas dos preguntas respondí Yo mismo:

"Ignorarán mi presencia aún estando cerca de mi. en mi Hijo me maltratarán, a pesar de todo el bien que les hará. En mi Hijo me calumniarán, me crucificarán para hecerme morir".

Me detendré por ésto?. No, mi amor por mis hijos, los hombres, es demasiado grande.

Adaptación: Adriana Osorio-Bogotá, D.C., Colombia, 2010

ESCRÍBEME:
TIENES DUDAS... AQUÍ LAS DESPEJAMOS